INOLVIDABLE

Dicen que si encuentras a la persona correcta solo hacen falta unos segundos para enamorarse. Y Jorge y Juls eran la prueba de ello. Un cruce de miradas en un bar de copas, la arena, el mar, el sol… Y surgió la magia entre ellos.

Todo era perfecto hasta que el caprichoso destino llegó para inmiscuirse en su felicidad. De pronto, su preciosa historia de amor pasó de significarlo todo a convertirse en la nada, diluyéndose como las olas difuminan las huellas de las pisadas en la arena.

¿Puede uno enamorarse de la misma persona dos veces?