SERIE HERMANOS SALAS

Dos romances ambientados en el salvaje mundo del Oeste.

Le llamaban Bronco

Texas, 1868

Rose Randolph vuelve al rancho familiar tras haber pasado los últimos años en Chicago. Las ilusiones que tenía puestas en su retorno al hogar se ven pronto truncadas al descubrir que su padre la ha hecho regresar para casarla con un desconocido. Su tristeza y desolación se verán mitigadas por la presencia de un atractivo e inaccesible vaquero que trabaja domando mustangs salvajes a las órdenes de su progenitor, por el que se sentirá irremediablemente fascinada. Gabriel Salas, el hombre con nombre de arcángel, al que todos llaman Bronco.

Bronco Salas no lo ha tenido fácil en los últimos tiempos. Trabaja en Las Claritas, uno de los ranchos más prósperos de la zona, mientras espera poder cumplir una promesa que le hizo a su familia, por la que ha empeñado su vida y su futuro. La llegada de la hija mayor de su arrogante patrón le supone un contratiempo con el que no había contado. Aun a sabiendas de que cualquier relación con la señora Randolph está destinada al fracaso, y que permitirse caer en la tentación que esa mujer personifica sería un gran error, no puede evitar sentirse atraído por ella.

Ciertas historias de amor están condenadas a no suceder, otras, aun pareciendo imposibles, están escritas en el destino desde el principio. La de Gabriel Salas y Rose Randolph es una de ellas…

Su nombre era Rico Salas

Nuevo México, 1880

A unas millas de Silver City, en medio de la nada y rodeado por arena y matorrales, se alza el Golden Paradise, el salón más famoso y exclusivo de todo el territorio.

Una fría noche de enero, Diego Suárez desmonta de su caballo y se adentra en el fastuoso local. Lleva la determinación escrita en su mirada de fríos ojos plateados.

Nadie sabe lo que busca el peculiar forastero de aspecto misterioso y origen mexicano, pero sus andares y su forma de portar el revólver parecen indicar que se trata de un pistolero.

Mara Rogers, la dueña del Golden Paradise, es una mujer altiva y segura de sí misma, acostumbrada a lidiar con todo tipo de hombres, sin embargo, la presencia del recién llegado consigue perturbarla. No es un extraño, es alguien a quien ella conoce muy bien, un fantasma de un pasado que se ha esforzado por olvidar.

Solo que por aquel entonces, su nombre era otro. Su nombre era Rico Salas.

Una mujer llena de cicatrices. Un hombre sin escrúpulos. Y un romance lleno de engaños, aventuras y peligros. Esta es su historia, la historia de un antiguo amor que renacerá de las cenizas.